UNI – FACULTAD DE ARQUITECTURA

BENITES Juan
BIANCO Mario
MOREY Raúl
TODE Gustavo
1951 - 1953
IDENTIDAD

NOMBRE ACTUAL:
Universidad Nacional de Ingeniería – Facultad de Arquitectura

NOMBRE ANTERIOR:
Departamento de Arquitectura de la Escuela Nacional del Ingeniero

PROPIETARIO:
Otros

DIRECCIÓN:
Av. Túpac Amaru 210

DISTRITO:
Rímac

CIUDAD:
Lima

LINK A GOOGLE MAPS:

ÁREA DEL TERRENO:
9,100 m2

ÁREA CONSTRUIDA:
4,300 m2

ARQUITECTO(S):
BENITES Juan
BIANCO Mario
MOREY Raúl
TODE Gustavo

AÑO(S):
1951 - 1953

FILIACIÓN CULTURAL:
Moderno

USO:
Educación

ESTADO DE PROTECCIÓN:
No cuenta con estado de protección

DESCRIPCIÓN

“Una tarde, sin que hubiera dinero en caja pero con el caudal invalorable del entusiasmo, se resolvió poner término a esta situación. Se hizo una colecta entre los profesores, se esbozaron soluciones arquitectónicas y se mandó trazar un eje, doscientos metros más al Norte en terreno de la institución, por la clase de topografía. La orden fue acogida con entusiasmo algo amainado por cierta incredulidad. Poco después un grupo de alumnos iniciaba simbólicamente la excavación de las zanjas de la Escuela de Arquitectura. Tan feliz comienzo no podía ser estéril. En esas zanjas que abrió la juventud había caído una semilla fructífera. No se hicieron esperar sus resultados: profesionales, empresas industriales, instituciones públicas y privadas acudieron en ayuda y permitieron que se elevara la estructura del edificio. La escuela Nacional de Ingenieros, estimulando ese esfuerzo inicial dedicó sus recursos especiales para construcción, provenientes del canon de minería, a lograr la integridad del ambicioso proyecto. Confrontando múltiples necesidades, en todos sus Departamentos, la institución supo escuchar el clamor de los arquitectos, sin descuidar ni postergar otras necesidades frente a las cuales sus recursos son siempre insuficientes. Seis meses después los alumnos ocupaban ya el local en construcción, como asistiendo a una clase elocuente. Si la fe transporta montañas ¿Cómo no iba a poder construir escuelas?

Valía la pena recordar el valioso aporte recibido, grabando en piedra los nombres de los generosos donantes. Ello no requirió mayor esfuerzo: hasta ese muro de gratitud fue obsequiado por una prestigiosa firma que lo construyó con todos los mármoles nacionales presentando un mosaico, en que se combina la nobleza del material con la de los hombres que son dignos hijos o admiradores del Alma Mater de los arquitectos peruanos. 

Viniendo desde el Edificio Central de la Escuela se aprecia, a través de un pequeño bosque, el pabellón de Arquitectura,

Entrando, a la derecha, está el sencillo sector administrativo con el despacho del Jefe del Departamento y su secretaria. Al fondo el auditórium donde se realizan las conferencias y asambleas. 

El Taller de materiales destaca en la parte posterior del edificio. Allí el alumno recibe sus clases de construcción y se pone en contacto con todos los elementos que ha de manejar a todo lo largo de su carrera.

En la parte que se aprecia del sector delantero está el Instituto de Urbanismo para Post-Graduados que dirige el profesor Luis Ortiz de Zevallos y el taller de alumnos avanzados de arquitectura próximos a graduarse.

Amplios corredores facilitan la circulación y crean ambientes agradables. 

La obra ha sido dirigida por una Comisión presidida por el Arquitecto Fernando Belaunde Terry e integrada por los Arquitectos Mario Bianco- autor del esquema básico- y Raúl Morey. Arquitectos: Benites y Tode. 

Hall de ingreso al edificio. A la izquierda no aparece todavía colocado el revestimiento del llamado “Muro de la gratitud” con todos los mármoles del país, que ha donado la firma MYGSA. Allí están inscritos los nombres de todos los que han colaborado a la financiación de la obra.

En un día el profesor de dibujo Ugarte Eléspuru dibujó, con tizas de colores este mural de siete metros de ancho en el hall del segundo piso, que da acceso a los talleres.

La Biblioteca es punto focal de la obra. El alumno da la vuelta al mundo, al hojear los libros y revistas, familiarizándose desde temprano con las grandes obras de arquitectura de todas las épocas. Puede apreciarse  cómo la biblioteca ha sido colocada en un nivel intermedio entre los pisos en que se encuentran los talleres de arquitectura. Tan feliz ubicación atrae al alumnado hacia los libros, láminas y revistas y fortalece en su subconsciente la interrelación estrecha entre el estante y el tablero. En gran parte se ha podido amoblar la biblioteca gracias a la generosidad de los profesores.

El Taller de maquetas recientemente creado proporciona a los alumnos que requieren ganar el sustento un provechoso medio de vida. 

El Taller de mano alzada. Su forma circular facilita la agrupación, en torno al modelo. Está techado con una cúpula de ladrillo, construida sin encofrado, como en los lejanos días del apogeo mesopotámico.

El Auditórium. Exteriormente destaca, en la parte delantera, el volumen dedicado al auditórium. Se ha tenido cuidado de fomentar la asamblea estudiantil, es decir la reunión de los alumnos de diversos años a fin de propender a una mayor vinculación entre ellos. Anótese la atrayente textura que da a los muros la peculiar disposición de los ladrillos que además favorece considerablemente la acústica.

Algo del ambiente del tradicional claustro universitario ha logrado mantenerse en el moderno edificio. En las mañanas este es el centro vital de la escuela.”

 

Fuente: REVISTA: Departamento de Arquitectura de la Escuela Nacional de Ingenieros. (1955). El Arquitecto Peruano, 210-211, 23-37

 

Quizás una de las obras más influyentes en la arquitectura moderna en el Perú sea la FAUA-UNI. Pues puede producir la mayor influencia en el alumnado, por la influencia de los profesores que por el hecho mismo de estudiar en una Facultad diseñada bajo los preceptos modernos.

Al observar la planimetría de características muy geométricas pero a la vez de una elaboración sencilla, se llega a percibir su inscripción dentro de los planteamientos de la precéptica moderna, se puede remitir en el fondo a una suerte de reminiscencia neoplasticista, por la conformación en base a diferentes planos.

Con respecto a la volumetría y tratamiento de fachadas no podemos dejar de remitirnos a la obra de Le Corbusier y las reglas de composición propugnadas por él, como: La planta libre, la ventana corrida, el muro que se convierte en una envoltura, en una piel más que en un constituyente estructural.

Es necesario mencionar que la influencia de Frank Lloyd Wright está presente en esta obra y ello se puede apreciar en la rotonda, la cual nos transporta al lenguaje organicista del gran maestro americano.”

 

Fuente: REVISTA: La arquitectura moderna en el Perú y Le Corbusier. (1988). DAU, 4, 76

 

Mario Bianco recibe del Arquitecto Belaunde Terry el encargo de proyectar la sede de la recién creada Facultad de Arquitectura para la Universidad Nacional de Ingeniería de Lima, la primera del país. El emplazamiento sería los nuevos terrenos cedidos a la universidad, en ese entonces alejados de la ciudad, hoy sitiados por el crecimiento descontrolado de la periferia.

Se trabaja sobre una planta en “T”, donde el brazo horizontal serían las aulas-talleres y el brazo vertical el hall principal en planta baja y la biblioteca en la planta superior. Se anexa un volumen de menor jerarquía flanqueando el acceso al edificio, donde se ubican oficinas y aulas complementarias. El auditorio y la sala de artes se trabajan como volúmenes libres, el primero rematando el eje transversal del acceso y la segunda como una rotonda libre en uno de los patios.

El patio hundido es una obra posterior, así como la cafetería y el centro de estudiantes (semisótano). 

El lenguaje utilizado es claramente moderno, matizado con el uso del ladrillo y el estudio cromático de los elementos compositivos. Se prefiere descomponer los volúmenes en planos y elementos estructurales, aligerando así el conjunto y aprovechando las resultantes formales para componer espacios y frentes.

Uno de los aportes más importantes para la arquitectura limeña de entonces es el manejo de las circulaciones mediante pérgolas y espacios cubiertos, invitando al usuario a recorrer el conjunto sin estar expuesto a las variantes climáticas. La “planta libre” corbusiana se utiliza con acertado criterio sin generar grandes superficies de incierto uso.

El hall principal es uno de los espacios más utilizados de la Facultad, allí se reúnen estudiantes, profesores, compañeros… generaciones de arquitectos que más allá de los tiempos reconocen ese espacio como el corazón de su alma-mater.”

 

Fuente: POST EN BLOG: Facho, A. (2008, Setiembre 16). Facultad de arquitectura [Entrada de blog]. Recuperado desde http://habitar-arq.blogspot.com/2008/09/facultad-de-arquitectura.html

EVALUACIÓN

USO ACTUAL:
Educación

ESTADO DE CONSERVACIÓN:
Regular

INTERVENCIONES:
Ampliación

SISTEMA ESTRUCTURAL:
pórticos

AMENAZA DE DESTRUCCIÓN:
No

IMAGEN ACTUAL